Enciclopedia

Qué es el Adviento?

Adviento (del latín: adventus ‘venida’) es el primer período del año litúrgico cristiano, y consiste en un tiempo de preparación espiritual para la celebración del nacimiento de Cristo.

“El Adviento es el tiempo que se nos da para acoger al Señor que viene a nuestro encuentro, también para verificar nuestro deseo de Dios, para mirar hacia adelante y prepararnos para el regreso de Cristo. Él regresará a nosotros en la fiesta de Navidad, cuando haremos memoria de su venida histórica en la humildad de la condición humana; pero Él viene dentro de nosotros cada vez que estamos dispuestos a recibirlo, y vendrá de nuevo al final de los tiempos «para juzgar a los vivos y a los muertos»” (Papa Francisco, Ángelus 3-XII-2017).

Su duración suele ser de 22 a 28 días, dado que lo integran necesariamente los cuatro domingos más próximos a la solemnidad de la Navidad (celebración litúrgica de la Navidad). El primer domingo de Adviento oscila entre el 27 de noviembre y el 3 de diciembre; el segundo domingo de Adviento oscila entre el 4 de diciembre y el 10 de diciembre; el tercer domingo de Adviento, también conocido como Gaudete, oscila entre el 11 de diciembre y el 17 de diciembre; y el cuarto domingo de Adviento oscila entre el 18 de diciembre y el 24 de diciembre, pero en el caso de la Iglesia ortodoxa el Adviento se extiende durante 40 días, desde el 28 de noviembre hasta el 6 de enero.

Durante el Adviento, se coloca en las iglesias y también en algunos hogares una corona de ramas de pino, llamada corona de Adviento, con cuatro velas, una por cada domingo de Adviento. Hay una pequeña tradición de Adviento: a cada una de esas cuatro velas se le asigna una virtud que hay que mejorar en esa semana, por ejemplo: la primera, el amor; la segunda, la paz; la tercera, la tolerancia y la cuarta, la fe.

Los domingos de Adviento, la familia o la comunidad se reúne en torno a la corona de Adviento. Luego, se lee la Biblia y se hace alguna meditación. La corona se puede llevar al templo para ser bendecida por el sacerdote.

La corona de adviento surgió en la Edad Media como símbolo de amor y luz hacia Dios. Es un aro hecho con ramas de pino o abeto, que lleva cuatro velas. Opcionalmente, la corona puede adornarse con cinta y listones; manzanas, bolitas y/o adornos frutales.

La corona de Adviento está llena de simbolismo:

  • Forma circular: representa la eternidad de Dios, quien no tiene principio ni fin.
  • Ramas de pino o abeto: recuerdan al árbol de navidad, y su color verde, la esperanza en la Tierra.
  • Cuatro velas: representan el paso de la oscuridad a la luz semana a semana. Cada domingo del adviento se enciende una hasta que estén encendidas las cuatro a la vez. Para la liturgia, suelen usarse tres velas moradas y una rosa, pero también pueden ser de otros colores, como rojo o dorado.
  • Cinta y/o listones: simboliza el amor de Dios que nos envuelve, así como el amor de los fieles.
  • Manzanas, bolitas o adornos frutales: representan a la vez los frutos del jardín del Edén que introdujeron el pecado y los dones reparadores que trae el nacimiento de Jesucristo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba